Cosas pequeñas, grandes personas

Inicio/News/Cosas pequeñas, grandes personas

Cosas pequeñas, grandes personas

Cosas pequeñas,
grandes personas.

Las festividades están cerca y la memoria revive recuerdos que son difíciles de cancelar.
Pienso a la Navidad hace 15 años, que pasé en el hospital con uno de mis hijos que tenía que ser operado por causa de un ataque de apendicitis.
Cuatro días que pasaron muy tranquilos gracias a la presencia de algunos voluntarios del hospital que trajeron, además de su sonrisa, pequeños e inesperados regalos para los pacientes.
Me acuerdo también de un párroco que hacia juegos de magia para alegrar los días de los pequeños pacientes.


A lo largo de los años, el número de personas que donan parte de su tiempo a iniciativas como esta ha ido en aumento. Y esto es particularmente apreciado para aquellos pacientes pequeños que necesitan tratamientos, a veces largos y pesados.


A todas las personas, incluidos los médicos y enfermeros que ven en su trabajo mucho más que una simple ocupación, que hacen todo lo posible por aliviar los sufrimientos de tantas personas enfermas, aunque solo sea con una simple sonrisa, damos nuestro sincero agradecimiento, nuestra gratitud y estimación.
Son personas que han comprendido que una sonrisa es buena para el corazón, para quienes la reciben y aún más para quienes la donan.
A estas personas, a los enfermos, especialmente a los niños que no podrán pasar la Navidad en casa deseamos lo mejor siempre.
Nuestros pensamientos y nuestros mejores deseos.

Por | 2018-12-07T14:28:41+00:00 diciembre 7th, 2018|News|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario